Miles de aroneros y visitantes disfrutan de la música y el ambiente festivo en la romería más antigua de la Comarca Sur

Compartir.....

Arona celebra una de las romerías más antiguas de la Comarca Sur, en un recorrido de tres kilómetros hasta La Centinela, en el que ha brillado la música tradicional canaria, la participación de la ciudadanía, y el ambiente festivo en Honor a la Virgen de Fátima de Valle San Lorenzo.

Miles de aroneros, aroneras y visitantes, de todas las edades, acompañaron este domingo a la Virgen de Fátima en la romería del Valle de San Lorenzo. Sus inicios se remontan hasta 1950, pero no fue hasta 1973 cuando cogió verdadera fuerza hasta convertirse, hoy en día, en la romería que hoy representa al Valle del Ahijadero, consolidada ya como una de las más antiguas del municipio y de la Comarca Sur. 

La misa previa a la romería dejó momentos de auténtica emoción entre los devotos de Nuestra Señora de Fátima, sacada a hombros de la Parroquia de San Lorenzo al ritmo de la música canaria, y todos los romeros y romeras agolpados en las puertas del templo para venerar la imagen y predispuestos a comenzar la peregrinación hasta La Centinela.

Bajo un cielo azul, completamente despejado y con algo de calor, un total de 21 carrozas avanzaban por la carretera TF-28 entre vecinas y vecinos ataviados con la vestimenta tradicional, acompañando a la imagen de la virgen junto a las agrupaciones culturales y folclóricas del municipio cantando isas, folías, malagueñas y demás canciones tradicionales canarias, recorrieron los tres kilómetros que separan la Parroquia de San Lorenzo Mártir y uno de los lugares de especial significado para Arona en general, y Valle San Lorenzo en particular: el Mirador de La Centinela. Una vez en la cima, se realizó la ofrenda floral y la bendición del pueblo de Arona y sus habitantes, ante visibles gestos de emoción de los presentes. 

Tras compartir comida y vino canario con la vista puesta en el espectacular valle, una imagen impresionante del municipio, la fiesta prosiguió después rehaciendo el camino y llevando a Nuestra Señora de Fátima hasta la parroquia de Valle San Lorenzo, mientras los aroneros y aroneras continuaron celebrando este día tan especial y esperado hasta bien entrada la noche, con verbena y alegría.

Related posts

Leave a Comment