Unidas Se Puede estudia con la Asociación de Vecinos del Casco la creación del primer centro comunitario local y un plan para la reducción del ruido

Compartir.....

Unidas Se Puede La Laguna ha reforzado en estas fechas su calendario habitual de reuniones con las entidades y asociaciones de la localidad para actualizar las demandas y necesidades transmitidas por los colectivos vecinales y sociales, analizar conjuntamente su viabilidad e incorporarlas en su programa para los próximos 4 años. El candidato de la formación a la Alcaldía de La Laguna, Rubens Ascanio, acompañado de integrantes de esta coalición, ha mantenido una reunión de trabajo con la Asociación de Vecinos del Casco Histórico lagunero recientemente, un encuentro en el que se evaluaron y plantearon acciones como la creación del primer centro comunitario del casco y de un parque infantil en el entorno de los centros educativos Aneja y Aguere.

Además de un plan de actuación para la reducción del ruido o la puesta en marcha del Consejo Municipal de Patrimonio, con un modelo similar a los impulsados por las áreas que gestiona actualmente el grupo municipal de Unidas Se Puede en el Ayuntamiento de La Laguna y que dé voz a los vecinos y vecinas en las decisiones orientadas a garantizar la protección y continuidad de la declaración como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Rubens Ascanio estuvo acompañado de Saúl Alberola, Yaiza Afonso, David Carballo y Carolina Castro, compañeros y compañeras en la lista electoral de esta confluencia de las izquierdas municipales, en la que se han unido Sí Se Puede, Podemos e Izquierda Unida, y que recogieron y aportaron sus conocimientos y experiencia de gestión para concretar propuestas eficaces y realistas.

“No podemos hablar de gobierno abierto sin abrir completamente las puertas a los colectivos, que representan la multiplicidad de necesidades en una sociedad tan diversa como la nuestra, con más de 160.000 residentes, una compleja distribución geográfica y que tiene que afrontar los nuevos retos de una época de cambios vertiginosos, que requiere de capacidad de innovación y de personas valientes y comprometidas”, valoró el candidato. 

En este sentido, Ascanio afirmó que “el movimiento asociativo vecinal es fundamental para mejorar las políticas locales y que las decisiones se tomen con la mayor participación comunitaria posible, por eso, la escucha activa y el diálogo constante forman parte habitual de nuestra acción política, porque tenemos muy claro que no es el momento para perderse en debates y eufemismos, sino de deberse a una soberanía que solo debe estar en la ciudadanía de La Laguna y que demanda una gestión comprometida y centrada en el bienestar de la población”.

Más espacios participativos

De hecho, este compromiso se ha manifestado en una gestión marcada por la puesta en marcha del mayor número de espacios de participación de la historia de La Laguna, con la creación o impulso, por las áreas gestionadas por Unidas Se Puede durante este mandato, de los consejos municipales de Discapacidad, Educación, Prevención de las Adicciones, Voluntariado, Mujeres, LGBTI, entre otros, además de la Mesa del Pueblo Gitano o de Empleo en Red.

“Y fruto de esta experiencia de gestión acumulada en los años de gobierno, nos comprometemos a impulsar el Consejo Municipal de Patrimonio, un organismo necesario para debatir y llegar a consensos sobre los que promover las acciones concretas que el Casco Histórico necesita para seguir manteniendo el título de la única Ciudad Patrimonio de la Humanidad de Canarias, como es el Plan Especial de Protección”, anunció Ascanio.

Este fue uno de los asuntos valorados en la reunión, donde se debatió otra de las demandas históricas del centro de la ciudad, la de contar con un espacio comunitario similar a los centros ciudadanos existentes en los barrios y pueblos. La propuesta de la confluencia lagunera es llegar a un acuerdo con el Orfeón La Paz para cumplir este objetivo y con la mayor implicación social.

Convivencia y evitar la gentrificación 

La ordenanza de convivencia y la alteración por ruidos en la zona fue otro de los temas tratados, un problema complejo y que requerirá, como se acordó entre las partes presentes, un trabajo continuado entre las entidades vecinales, administración, sector empresarial y sociedad en general, con el fin de llegar a “medidas consensuadas y eficaces que permitan conciliar todos los intereses y evitar la gentrificación”.

Otro de los acuerdos fue la construcción de un gran parque infantil que dé cobertura al alumnado de los colegios Aneja y Aguere, con la voluntad expresada por Unidas Se Puede de llegar a acuerdos con la Universidad de La Laguna para asumir parte del espacio del Campus Central y convertirlo en una zona de esparcimiento municipal para la ciudadanía lagunera de todas las edades.

La confluencia de izquierdas continúa con su programa de encuentros sectoriales y la próxima semana se reunirá, además, con las asociaciones vecinales de La Cuesta, Taco, Valle de Guerra y San Miguel de Geneto.

Related posts

Leave a Comment